El Cacao usado de manera ceremonial y terapéutica, es una gran herramienta para profundizar en el trabajo personal que cada uno éste dispuesto a realizar.

En mis Ceremonias de cacao combino el efecto de la planta con ejercicios introspectivos, baile, tantra y más (dependiendo del tema del seminario) de manera que las personas puedan sentirse cómodas para abrir sus corazones, sus mentes y sus almas y deshacerse de todo lo que ya no necesitan y no les sirve en su vida.

 

El Cacao Ceremonial contiene el balance de componentes y energías ideales que estimulan la unión del espíritu y la vibración del corazón. Te ayuda soltar aquello que no necesites y crear espacio para un Nuevo Ser.

Los Mayas y los Aztecas consideraban el árbol del cacao como un árbol divino. Quetzalcóatl -la Serpiente Emplumada-, el Dios fundador de la cultura Azteca, Kukulkán para los mayas, regaló el cacao, que era su alimento favorito y bebida de los dioses, a los hombres para aliviar su cansancio y deleitar el reposo.

Era la bebida de los nobles y sacerdotes, la bebida de los Dioses, que se usaba en rituales sagrados. Estaba relacionada con el vigor físico, sexual y la vitalidad. Los Mayas creían que el cacao les alimentaría después de la muerte. Los Aztecas, lo usaban para eliminar el cansancio y estimular las capacidades psíquicas y mentales y para sanar a los guerreros después de los combates; era una fuente de sabiduría espiritual, energía corporal y potencia sexual; lo denominaban también oro líquido, pues los granos se usaban como moneda.

Beneficios del Cacao

Despierta nuestro poder sexual y nos recuerda lo importante que es vivir una vida de felicidad y no una vida estresante que se base en satisfacer las necesidades de los demás más que a nosotros mismos.
Es un Maestro Sagrado que aumenta nuestra conexión con nuestro ser interior, abre nuestro chakra del corazón y permite que el éxtasis y el amor entren en nuestro ser.

Derrite con éxito la “armadura” del corazón y deja que el amor incondicional florezca desde el interior y el exterior.

Ayuda en cualquier cambio de transformación hacia el que trabajemos, ya sea que busquemos profundizar nuestra comprensión de quienes somos, liberar viejos patrones y traumas o mudarnos a un espacio más seguro de sí mismo.